Christian Giménez, un gran profesional.

Compartir

Un gran profesional ha tomado otro rumbo al de La Máquina, su destino será hidalgo pero seguirá siendo Celeste.

Llegaste para el Bicentenario 2010, sumaste 19,632 minutos en 278 partidos oficiales con esta camiseta.

Por qué te convertiste en un ídolo celeste? si nunca ganaste un título de liga.

Simple: esas personas de seguro nunca te conocieron, nunca se atrevieron a pedirte una fotografía, nunca fueron al estadio Azul y por supuesto, nunca –se les puso la piel de gallina – escuchar al Estadio Azul corear tu nombre en un partido de fútbol.

Dabas la cara en los buenos momentos, pero sobre todo en los malos momentos, cosa que no es fácil para un futbolista. Siempre les sacabas una sonrisa a las personas que más lo necesitaban y nunca regateaste un autógrafo. Generabas un buen ambiente durante los entrenamientos y alentabas a todos los compañeros cuando las cosas no salían. También, fuiste un mentor para los jóvenes que buscaban tu consejo.

Estoicamente defendiste con todo estos colores; siempre entregado a tu equipo, sin dejar de luchar durante los 90 minutos de juego. Lograste romper una racha negativa contra nuestro acérrimo rival. Siendo Azul, lograste vestir la camiseta de la selección de tu país, MÉXICO.

Nos queda agradecerle al fútbol, el haber tenido el privilegio de conocerte.

Christian: te deseamos lo mejor en este nuevo camino que vas a emprender, las puertas se mantendrán emparejadas aunque sabes que tú las puedes abrir cuando quieras. Sabemos que darás todo de ti, como el gran profesional que eres.

¡MUCHAS GRACIAS Y HASTA PRONTO, CHACO!

Compartir